sábado, 7 de agosto de 2010

inmiscuyos

(foto: Cósima)
¿No tienes enemigos?¿Es que jamás dijiste la verdad o jamás amaste la justicia?
Santiago Ramón y Cajal.
es que la justicia y la verdad estaban peleadas,


Se dice que nuestro enemigo es nuestro mejor maestro, podemos aprender la importancia de la paciencia, el control y la tolerancia, pero no tenemos oportunidad real de practicarla. La verdadera práctica surge al encontrarnos con un enemigo.
Dalai Lama
-claro, pero quien lo aguanta, solo el monje.

Odiad a vuestros enemigos, como si un día debierais amarlos.
Pedro Calderón de la Barca
solo si al despertar hubiera sido un sueño

Si pudiéramos profundizar en la vida íntima de nuestros enemigos, encontraríamos tanta tristeza y sufrimiento que desarmarían cualquier hostilidad nuestra.
Henry Longfellow Wadsworth
no le tengo lástima y eso no me reconforta, después del juego de la bronca, difícil tomarse un recreo de compasión

Triste cosa es no tener amigos, pero más triste debe ser no tener enemigos, porque quien enemigos no tenga, señal de que no tiene: ni talento que haga sombra, ni valor que le teman, ni honra que le murmuren, ni bienes que le codicien, ni cosa buena que le envidien.
Baltasar Gracián
actitud: a mi me rebota y a vos te explota! (el orgullo, eso)

No hay comentarios.: