miércoles, 31 de diciembre de 2008

au (sen) tismo; pre (zen) tismo

la lucidez no es moneda corriente. el estupor (estúpido) es quedarse a medio arrancar, a medio apagarse. visto desde afuera es la sensación de que le han tomado a uno alguna fibra íntima que le tira para adentro, aún tenga los ojos abiertos; yace quieto, detenido. y si bien las ventanas están abiertas, se metido para la casa, no ve hacia afuera más que un espejo que le refleja hacia sí. visto desde adentro, es un tiempo sumergido en el tiempo, poco se sabe qué sucede en ese estado pero el ser en cuestión no ve vívidamente lo que acontece. se perdió buceando en busca de algo que no encuentra. es como si le hubieran tomado la voluntad. algo lo posee. es más gráfico en esta expresión: dragged in. no son siquiera pensamientos discernibles. pueden ser frases, recuerdos, imágenes que le toman la atención, introvierten su manifestación. el ser en cuestión se ha cerrado, se ha metido pa dentro. es un ente viviente que quedó en el laberinto del cerebro vagando. au ( sen) tismo instantáneo. no es lo mismo que el estado de meditación, a pesar de sus similares características. en el estado de meditación la diferencia entre el afuera y el adentro no existe, o digamos, se trascienden las dicotomías aparentes. no es quedarse atrapado, es justamente todo lo contrario, haberse liberado de si.
la lucidez es estar despierto, fluye el agua de adentro hacia afuera y viceversa. hay ejercicio de la voluntad y lo que hacemos con plena conciencia es coherente con lo que pensamos y sentimos. vamos en la misma dirección. cometemos menos errores de negligencia para con nosotros mismos, para con los otros mismos porque la atención es plena y comunicativa. flexible. todo lo contrario a las patologías de la rigidez humana. se corrige en movimiento. presencia presente. no se castiga con remordimiento aquella aprisión preventiva que paga por las conscuspisencias del extremo análisis. se realiza una síntesis eficaz en la praxis inmediata. abiertos los sentidos no meramente para la distracción hedonista, sino para la obra en proceso. o sea, no me olvido de aquello que motivaba en su instancia previa el inicio de la acción, no me dejo seducir por la superficie colorida. ello incluído al motor, improvisa algo aún mejor. por eso la lucidez es creativa. por eso la creatividad es espontánea. por eso la espontaneidad es índice de salud.
La rigidez es un claustro para el ser humano, lo mortifica el peligro de acostumbrarse a dejarse tomar por los estereotipos; el peligro de olvidar la posibilidad de despertarse, de recordarse. Su posibilidad es voluntad vital.

No hay comentarios.: